Pincho de Anchoas del Cantábrico, Pimiento de Padrón y Jamón Ibérico

Pincho de Anchoas del Cantábrico, Pimiento de Padrón y Jamón Ibérico

Os presento un pincho muy sencillo de elaborar. Con pocos ingredientes, pero todos de una calidad excelente. Es un ejemplo de que cuando se maneja buen producto el resultado final es sorprendentemente bueno. 


INGREDIENTES (para 4 personas)



PINCHO DE ANCHOAS DEL CANTÁBRICO, PIMIENTO DE PADRÓN Y JAMÓN IBÉRICO PASO A PASO


  1. Saca 10 minutos antes de empezar la receta, la lata de anchoas para que se atempere.
  2. Si utilizas jamón ibérico envasado al vacío, ábrelo 20 minutos antes para que también coja la temperatura adecuada.
  3. Prepara una sartén con una cucharada de aceite de oliva y añade los pimientos cuando el aceite esté caliente junto con sal gruesa. El punto óptimo de los pimientos es cuando empieza a dorarse sin llegar a quemarse.
  4. En una rebanada de pan, coloca en la base una loncha de jamón ibérico, añade 2 o 3 pimientos y termina colocando 3 anchoas. Repite el proceso con tantos pinchos como necesites y ya estaría listo para presentar a tus comensales.


Si has llegado hasta aquí es porque te interesa la cocina española o su cultura. Si quieres aprender otras recetas puedes suscribirte a nuestro newsletter, a través del cual te mantendremos informado cada semana. En nuestra onlineshop encontrarás productos como Jamón Serrano, Jamón Pata Negra, Queso Manchego, productos para preparar Tapas y Paellas, aceite de oliva o Vinos de diferentes regiones de la península ibérica. Le recordamos que ofrecemos un 10% de descuento en la primera compra y envío gratuito a toda Austria.

Oche Aranda es un cocinero español, nacido en Málaga. Formado en algunos de los mejores restaurantes españoles, como son El Cortijo en el Hotel La Bobadilla (Granada) o Los Girasoles en Alicante. También ha trabajado con el prestigioso Jefe de Cocina Jean-Claude Bourgueil en su restaurante 'Im Schiffchen' en Alemania y ha sido profesor en la Escuela de Hostelería de Sevilla. Después de acumular esta experiencia decidió liderar su propio proyecto, abriendo el restaurante 'el Hans' en Viena, con el que consiguió un gorro de cocina de la guía Gault-Millau.