Gereifter Manchego Schafskäse 250g Valle de los Molinos
7,25€
29,00€/kg
Disponible
Hartkäse 'Añejo' Manchego Käse 250g Valle de los Molinos
9,75€
39,00€/kg
Disponible
NUEVO Dulce de Membrillo (natürliches Quittengelee) 290g Corazón del Sol
4,90€
16,90€/kg
Disponible
Queso Manchego

¿Qué es el queso manchego?

El manchego es un queso de oveja, de color amarillo pálido, con una textura firme y flexible, un agradable aroma a hierba y un sabor que se podría describir como umami, afrutado, a nuez, picante y dulce.

El queso manchego se elabora en las cuatro provincias de la región de Castilla La Mancha: Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo. Está disponible en diferentes grados de curación, desde el fresco al viejo, aunque el tipo fresco rara vez se ve fuera de España, ya que tiene una caducidad muy corta. El queso manchego puede elaborarse con leche de oveja cruda o pasteurizada. La versión cruda, conocida como artesano, conserva más el sabor terroso, herbáceo y picante de la leche de oveja.

¿Cómo se produce el queso manchego?

El queso manchego se elabora cuajando la leche de oveja con cuajo de ternera y cortando suavemente la cuajada y presionándola a mano en moldes cilíndricos. Los propios moldes están grabados con un patrón que da a la corteza del Manchego su textura única, replicando las marcas formadas por las hojas tejidas de las cestas de hierba en las que se elaboraban tradicionalmente los quesos manchegos.

Los moldes se prensan y las ruedas de queso resultantes se ponen en salmuera, tras lo cual se trasladan a cuevas naturales de maduración donde pasan entre un mes y dos años. El cepillado del queso con aceite de oliva ayuda a formar la corteza natural y a dar el color al exterior del queso.

Tipos de queso manchego

El queso manchego se divide en categorías que se definen por el tiempo de curación. El fresco, el más joven, no tiene más de dos semanas de curación. El semicurado tiene una maduración de entre tres semanas y tres meses, y tiene una textura más firme, pero todavía flexible. El curado se envejece durante un mínimo de seis meses y tiene un sabor suave a nuez y una textura ligeramente desmenuzable. El manchego viejo se envejece durante al menos un año y tiene una textura desmenuzable y un sabor intenso y picante.

Comprar queso manchego

Comprar queso manchego artesano hoy en día es muy sencillo. En Colono puedes encontrar queso manchego en diferentes grados de curación: semicurado, curado y añejo. Y también puedes encontrar queso manchego curado con diferentes ingredientes que aportan diferentes aromas y matices al queso, como son el pimentón, el romero, el vino tinto o la ceniza.

Tapas y queso manchego

Uno de los usos más tradicionales y comunes del queso manchego es el de las tapas españolas, donde suele presentarse acompañado de embutidos como el jamón serrano, el chorizo o el lomo, junto con aceitunas manzanilla, pan y picos.

Saber más:

¿Cómo conservar el queso manchego?
Quesos premiados en La Mancha en Valle de los Molinos
Descubre otros productos
Últimos artículos en nuestros blogs

Blog de Oche Blog Jan en Granada