¿Por qué comer ajo negro?

¿Por qué comer ajo negro?

El ajo negro no pica, tiene un sabor suave y dulce entre regaliz y chocolate, muy umami y también es muy saludable (según Food Chemitry tiene incluso más propiedades que el ajo convencional). Sus componentes incluyen vitaminas B1, B2, B3 y C, así como minerales como el yodo, potasio y fósforo. El ajo negro es particularmente rico en compuestos fenólicos, por lo que es un gran antioxidante.


Además, el ajo negro fortalece nuestras defensas y previene enfermedades cardiovasculares y regula nuestro sistema nervioso.



El ajo negro no es un nuevo tipo de ajo
El ajo negro es el resultado de calentar el ajo convencional a 70ºC durante 30-40 días y luego someterlo a un proceso de aireado durante 30 días. Durante este proceso, el ajo cambia de color y potencia sus propiedades únicas.


Hasta hace unos años, se importaba de Japón y, por lo tanto, era difícil de obtener. Esto cambió, sin embargo, cuando comenzó la producción en España, que históricamente ha sido un importante productor de ajo de calidad. Como resultado, el ajo negro se ha convertido en un producto más conocido y cada vez es más utilizado por las familias españolas.



Vale, el ajo negro es muy saludable, pero ¿Cómo lo como?
Es muy simple, se puede utilizar como sustituto del ajo blanco en cualquier receta. Usa la misma cantidad que usarías para el ajo blanco: en sofritos, salsas, alioli, hummus, risottos, pasta, etc.



Puede encontrar este producto en nuestra tienda en línea en el siguiente enlace.


Si has llegado hasta aquí es porque te interesa la cocina española o su cultura. Si quieres aprender otras recetas puedes suscribirte a nuestro newsletter, a través del cual te mantendremos informado cada semana. En nuestra onlineshop encontrarás productos como Jamón Serrano, Jamón Pata Negra, Queso Manchego, productos para preparar Tapas y Paellas, aceite de oliva o Vinos de diferentes regiones de la península ibérica. Le recordamos que ofrecemos un 10% de descuento en la primera compra y envío gratuito a toda Austria.
Oche Aranda es un cocinero español, nacido en Málaga. Formado en algunos de los mejores restaurantes españoles, como son El Cortijo en el Hotel La Bobadilla (Granada) o Los Girasoles en Alicante. También ha trabajado con el prestigioso Jefe de Cocina Jean-Claude Bourgueil en su restaurante 'Im Schiffchen' en Alemania y ha sido profesor en la Escuela de Hostelería de Sevilla. Después de acumular esta experiencia decidió liderar su propio proyecto, abriendo el restaurante 'el Hans' en Viena, con el que consiguió un gorro de cocina de la guía Gault-Millau.